Beta

Las principales potencias de la Segunda Guerra Mundial

Naciones

Alemania
Estados Unidos
Japón
Unión soviética
Imperio británico
Francia
Italia

Alemania

Los pioneros de la guerra relámpago

La Wehrmacth alemana rendía de maravilla en el ataque, donde aplastaba a sus enemigos con tácticas de guerra relámpago, unidades blindadas que ejercían mucha presión y diversas formaciones mecanizadas. Su doctrina favorita era la de las batallas de aniquilación. Dicho esto, podía resultar muy peligroso subestimar las capacidades defensivas del ejército alemán. En comparación con los Aliados, Alemania no tenía muchos barcos; sin embargo, en las profundidades del océano vagaban unas temibles manadas de lobos que estaban preparadas para atacar a su presa.

  • Se puede jugar como: Nación principal/Nación aliada

“Achtung!„

Estados Unidos

Producir más que los demás, tener más armamento y sembrar la muerte desde el cielo

Aunque se unieron a la guerra más tarde que las demás superpotencias, los Estados Unidos se pasaron años preparando sus cadenas de montaje y apoyando a sus aliados. Al superar en producción a sus enemigos del Eje, los estadounidenses pudieron lanzar operaciones de ataque de proporciones épicas en todos los teatros. Su fortaleza voladora recorría los cielos... y no era para entregar el correo.

  • Se puede jugar como: Nación principal/Nación aliada

“La fuerza nos trae la paz„

Japón

El sol sale por el este

El Ejército Imperial Japonesa y la Armada Imperial Japonesa fueron completamente subestimados por los Aliados, pero barrieron el Sudeste Asiático y el Pacífico en su propia guerra.  En un primer momento, los japoneses tenían la superioridad aérea total en la zona, así como una temible armada que contaba con los acorazados más pesados que se hubiesen construido. Cuando combatían a la defensiva para proteger su isla natal, los japoneses se atrincheraban y luchaban hasta el final. Cuando no bastaba con eso, se veían impulsados por el honor y la lealtad y ningún sacrificio estaba considerado como demasiado grande. 

  • Se puede jugar como: Nación principal/Nación aliada

“Banzai!„

Unión soviética

El poderoso Ejército Rojo

Al inicio de la guerra, y por mucho que fuesen más numerosas sobre el papel, los ejércitos de la Unión Soviética estaban muy mal equipados, entrenados y organizados. No obstante, esto fue algo que no tardaría en cambiar. Forjado a sangre y fuego durante la Gran Guerra Patriótica, el Ejército Rojo no tardaría en convertirse en una imparable máquina de guerra.  Alimentados por una cantidad aparentemente ilimitada de hombres y recursos naturales, los soviéticos, poco a poco pero de manera implacable, lograron expulsar a sus enemigos de la Madre Rusia... y adentrarse en territorio enemigo.

  • Se puede jugar como: Nación principal/Nación aliada

“¡No retrocederemos ni un paso!„

Imperio británico

Señores de los cielos y los océanos

El inicio de la guerra pilló desprevenido al vasto imperio, pero se adaptó rápidamente a los nuevos tipos de guerra. Con su formidable flota, sus aviones avanzados y su terquedad sin igual, los ejércitos británicos nunca concedieron ni un centímetro sin luchar. Además, los británicos tenían un as en la manga a la hora de obtener información. Para los Aliados, esta sería el arma más poderosa de todas.

  • Se puede jugar como: Nación principal/Nación aliada

“De maravilla„

Francia

La llama de la Resistencia francesa

Antes de la Segunda Guerra Mundial, muchos creían que los franceses tenían el ejército más poderoso de Europa, pero resulta que no estaban preparados para la guerra relámpago de los alemanes. Aunque fueron derrotados, no por ello dejaron de luchar. Los soldados de Francia Libre siguieron luchando contra el Eje en territorio extranjero, mientras que la Resistencia francesa entorpeció y desmoralizó a las tropas alemanas que ocuparon su hogar. Ambas ramas jugaron un papel clave en la liberación de Francia, la cual comenzó en junio de 1944, tras la invasión de Normandía por parte de los Aliados.

  • Se puede jugar como: Nación aliada

“Vive La Resistance„

Italia

La restauración del Imperio Romano

Aunque al inicio de la guerra no estaban preparados para un conflicto duradero, los italianos intentaron aprovechar la oportunidad al creer que el Imperio Británico iba a caer ante la ofensiva alemana.  Con la intención de devolverle a Italia el estatus del antiguo Imperio Romano, el ejército italiano se centró en ataques a gran escala en África y Oriente Medio. Gracias a la amenaza que suponía la formidable flota italiana en el Mediterráneo, en un primer momento parecía que la estrategia podía funcionar. Sin embargo, Gran Bretaña no se rindió e Italia estaba a punto de sumergirse en un conflicto largo, sangriento y amargo.

  • Se puede jugar como: Nación aliada

“Sempre Avanti Italia!„